DUDI amb ulls d’infant

Els nens i nenes de la Fundació Social presenten, els seus drets amb Paint Motion

Anuncis

APS Jasp TIC – Reparació de ordinadors

Els alumnes de 3r d’ESO de l’Institut Milà i Fontanals de Barcelona, juntament amb els Casal dels Infants per l’acció Social als Barris a través dels projectes Activtats Formatives Raval i Espai Tecnològic Comunitari, han realitat un taller d’Aprenentatge i Servei de reparació d’ordinadors.

L’objectiu d’aquest taller és oferir una formació basada en la pràctica dins el seu itinerari acadèmic curricular.

Els pc’s reparats, que han estat donats per empreses i persones que col·laboren i donen suport a les iniciatives educatives i socials que promou el Casal, proporcionant material obsolet que ja no usen. Un cop reparats els joves estudiants els han donat a tres entitats socials que treballen amb diferents col·lectius als barris del Raval (Xamfrà), el Poble Sec (Pla Acollida Jove – Concòrdia)) i Collblanc (Associció Mujeres Pa’lante) de l’Hosptialet del Llobregat.

En total s’han donat 8 pc’s, reparats amb les peces de 14 màquines a les quals se’ls ha proporcionat una nova vida útil per afavorir l’aprenentatge i l’apoderament en TIC de 500 persones en risc d’exclusió social. Ttots els pc’s s’han proporcionat amb pantalles teclats i ratolins.

Entre promesas y realidades

La hipocresía de las personas en la relación con el tema de la prostitución, es un tema que tendríamos que plantearnos seriamente. Somos uno de los países que más dinero genera en este ámbito y por ello debemos actuar con responsabilidad y coherencia. Ante ello, me pregunto si determinados colectivos de la sociedad tienen el derecho moral de recriminar a aquellas mujeres que ejercen la prostitución, por necesidad económica u otros motivos, su falta de decoro y decencia, por ejercer una actividad que consideran impúdica.

Quienes somos, los humanos, para juzgar si la prostitución es una inmoralidad, cuando nosotros estamos creando una sociedad donde se están rompiendo las bases fundamentales de los derechos humanos y el acceso a los servicios públicos básicos, perjudicando a los mas desfavorecidos y a la cada vez más debilitada clase media?

Esta salida a la que se ven abocadas muchas mujeres que viven en entornos desestructurados, pobres y en riesgo de exclusión social, es un problema de difícil solución, no sólo por la crisis económica que hoy en día nos afecta, sino también porque en muchos casos intervienen factores como, el proxenetismo, la mafias, la ley de la oferta y la demanda, etc. En consecuencia medidas populistas que buscan penalizar la supervivencia, con argumentos que se basan en principios morales, perjudican la única salida temporal que tienen estas personas, ante una situación de pobreza. Muy fácil es hablar de un mercado laboral, que actualmente está congelado, en perspectiva de reducirse y dejar a más gente en la estacada, con leyes que facilitan el despido, la disminución de salarios y donde la experiencia y el valor de nuevo moral parce no existir.

Que credibilidad tienen los gobernantes y todos aquellos colectivos que usan la moral, si ellos mismos son quienes no facilitan alternativas? Hasta donde debemos los ciudadanos permitir que nos expriman con leyes mientras no se hace nada para facilitar la resolución de situaciones que no son de su agrado? Lo más inverosímil del asunto es la poca disponibilidad que tienen las autoridades competentes para solucionar un asunto tan delicado como este, siendo su única medida el afán sancionador, como medida persuasiva, sin dar a cambio alternativas como son la formación y la creación de empleo. Más cuando en muchos casos se dan situaciones de maltrato y coacción, por parte de redes mafiosas, que las han traído engañadas desde sus países, con la promesa de un futuro mejor. En la mayoría de estos casos, hablamos de mujeres jóvenes, con pocos estudios, que por ayudar a sus familias, a salir de la pobreza extrema, emprenden un proceso migratorio difícil, que se agrava cuando intentan hacerle frente. Casi siempre desconocen que al aceptar ese cambio de vida, están contrayendo una deuda, que difícilmente podrán saldar, por no tener papeles.

Con frecuencia son coaccionadas, por creencias religiosas y con amenazas a sus familiares, que restan bajo la órbita de las mafias, para garantizar el cobro de la deuda. Les generan un miedo incontrolable, que las acaba impulsando a una vida que manejan y controlan otras personas a su gusto.

Rafa Joplin

Esperanza relativa

Estaban los dos sentados uno frente al otro y en el centro, una pequeña fogata, encendida la noche anterior, alumbraba sus rostros reflejando un gélido frío matinal. Uno, tenía en su mano derecha un recipiente con restos de café, el otro tenía el ceño fruncido, mientras meditaba como había llegado a una situación tan penosa, extrema y en cierto modo irreversible. Años atrás tenía una familia, un hogar y muchas amistades, pero ahora se encontraba solo, en la calle, sin techo, sin dinero, sin familia, sin nada. En sus negros ojos brillantes, se le saltaban unas pocas lágrimas que recorrían su rostro demacrado por el largo tiempo pasado a la intemperie, mientras los transeúntes pasaban por su lado con indiferencia. Raramente le miraban, solían girar la cabeza, agachar la vista o incluso acelerar el paso pasando de largo, pues eso no iba con ellos. A menudo los dos hombres estaban enfrascados discutiendo sobre la dureza de no tener un techo donde cobijarse, de que eran personas nones gratas para el conjunto de la sociedad… El jaleo de su tertulia, hacía que la gente, se alejara aún más de ellos, temiendo lo peor… temiendo lo desconocido.

Rafa Joplin

Entrevista a la Fundació Escó

La Fundación Escó es una entidad sin animo de lucro, que esta ubicada en el barrio del Raval (Barcelona). Hace mas de 25 años que contribuye a la promocion y la mejora de la situación de las familias del barrio, ofreciendoles formación e inserción humana social y cultural. Tanto a niños, como a mujeres. Lo hace a través de 4 programas que atienden infáncia y adolescencia, a la mujer y la família, con el apoyo de un equipo de profesionales, expertos, que acompañan los itinerarios individuales y a la vez grupales. También cuenta con un programa de fomento del voluntariado, que coordina a 150 voluntarios que desempeñan tareas sociales con cada uno de los tres programas anteriores.

Conversamos con Laia de la Fundació Escó, en esta primera parte nos cuenta como nace el proyecto, la situación del barrio y los programas que desarrollan con las distintas colectividades que acuden al centro.

Le preguntamos sobre la tarea de los voluntarios y como se organizan con los trabajadores de la fundación, los talleres que realizan y la evolución de los programas mediante la participación de los usuarios.

La Castanyada

La Castanyada llueix al Raval, malgrat la pluja. I es que desprès de cancel·lar-la per prediccions de mal temps a finals d’octubre, una setmana més tard, el xàfec sobre la ciutat de Barcelona no ha sigut suficient per apaivagar els ànims i les ganes de festa dels Joves del Casal.

 

Bidons, graelles i moltes brases van permetre a veïns i curiosos, gaudir de unes castanyes calentes, acompanyades de moscatell, tot apropant als joves nouvinguts a la gent del barri, xerrant i descobrint-se mútuament, mentre una carpa i alguns paraigües els cobrien de la pluja.

D’aquesta manera, els i les usuàries del Punt Òmnia Espai Tecnològic, del Casal dels Infants (Raval), van dur a terme el seguiment fotogràfic de l’esdeveniment. Fet que ens va servir, no només per sortir al carrer i participar de l’acte, sinó també per posar en pràctica els coneixements de GIMP, que havien adquirit durant el darrer mes. I es que no es pot negar que fent servir fotografies pròpies, la dedicació i ganes per millorar les imatges fan que allò que, els semblava tan complicat de sobte esdevingui fàcil, i sinó sempre tenien al company del costat disposat a donar-los un cop de mà.

      

Qui ens ho havia de dir que n’aprendrien tant? O que encara teníem alumnes que tot i poder modificar les fotos, no sabien com treure-les de la seva màquina? Segur que a partir d’ara no se’n oblidaran. I el ran final de festa ens va arribar de la mà d’uns boníssims beignets, típics del Senegal, cortesia del projecte Cercles!